Imprimir
El objetivo de este documento es abrir un ámbito de discusión con docentes y coordinadores de la enseñanza, al respecto del uso de la computadora en ambientes educativos. A partir de una experiencia concreta de siete años de trabajo en una institución de 2000 alumnos (Colegio Seminario - Montevideo, Uruguay), aplicando la informática como herramienta al servicio de la enseñanza de otras asignaturas, planteamos en el taller dos temas centrales: qué es la herramienta informática y el porqué de la construcción de esta herramienta sobre la base del software libre. Plantea además, los problemas encontrados para migrar del software propietario al libre en este ámbito.

Trabajo presentado en el III Forum Internacional Software Livre, Porto Alegre, Brasil, realizado por Rodolfo Pilas en cooperación con Héber Godoy y Manuel Pérez.

Introducción

 

La informática educativa es la aplicación de la informática a la educación, la enseñanza y el aprendizaje. Tiene un triple objetivo: la aplicación de la informática para enseñar temas fuera de la informática (idiomas, matemáticas, historia, etc.), el aprendizaje de la mecánica de programas de uso común (procesadores de textos, planillas electrónicas, etc.) y la introducción de las nuevas generaciones en la cultura informática (alfabetización electrónica).

 

Con esta definición como norte, se procedió en este colegio a construir métodos que hicieran posible la aplicación de la informática verdaderamente como una herramienta y no como un fin en sí.

 

La implantación de este método de enseñanza es un largo proceso, lleno de bemoles y es este hecho precisamente que queremos proponer como discusión en el taller.

 

Aula informatizada vs. academia de computación

 

Muchas veces se confunde la informática educativa con la enseñanza de operación de computadoras, con el aprendizaje de programas de aplicación o de navegación por Internet.

 

Un método cuyo objetivo sea solamente este tipo de enseñanza producirá un operador PC. Educar de esta forma en informática tiene el efecto de promoción de la Institución como valor de mercadeo. A esto es precisamente lo que llamamos un academia de computación, es considerar la informática instrumental como un fin en sí.

 

Si por el contrario el objetivo es mostrar gráficamente el Teorema de Pitágoras, solamente se enseñará el programa de dibujo apropiado con el rumbo cierto del teorema a mostrar. Nuestra experiencia es que el alumno aprende el teorema y, en la parte instrumental (aprendizaje del programa), va más lejos de lo pedido.

 

Así los alumnos aprenden los programas a un ritmo mayor que el de la academia. Este es el fundamento de la utilización de programas de uso común aplicados en estos fines.

 

Para lograr que la informática sea una herramienta, es necesario construir métodos orientados a cada tópico y coordinarlo con los docentes de las otras materias.

 

Esto es sin duda el motor de esta orientación, en el taller se mostrarán algunos ejemplos concretos. A este modo le llamamos Aula Informatizada.

 

Los problemas mayores en este orden se plantean respecto al software propietario que los alumnos están acostumbrados a utilizar en otras partes y, por otra parte, la coordinación con los docentes de otras materias. Estos problemas se pondrán de manifiesto en el taller.

 

Otras habilidades informáticas tales como páginas web, buscadores de información, e-mail, chat, etc. son utilizadas como complemento de la misma manera que se utiliza una biblioteca; no como elementos de aprendizaje, sino como información.

 

El material informático y su valor simbólico

 

La computadora tiene un alto valor simbólico, esa es la magia por lo cual los alumnos pueden aprender más rápidamente y con más entusiasmo.

 

Todos los detalles deben ser cuidadosamente tenidos en cuenta:

  • La elección de los temas a tratar deben ser aquellos donde existen dificultades de aprendizaje y que la computadora sea una herramienta de auxilio.
  • La distribución del salón debe ser en forma de ‘U’, para evitar que exista un frente, una autoridad permanente y para posibilitar la interacción de los alumnos con su computadora.
  • La distinción entre lo real y lo virtual en la enseñanza debe tenerse en cuenta. Nadie asegura que lo que es verdad en la computadora lo sea fuera de ella.

Estos son los temas centrales a discutir en este punto. Hay muchos más, pero no queremos extendernos en este documento.

 

Razones para usar Software libre

 

Todos conocemos o intuimos diferentes razones por las cuales el software libre debería ser la base para la enseñanza en el aula informatizada que hemos definido anteriormente. No obstante, queremos detener la atención en algunos puntos que consideramos básicos para fundamentar su uso.

 

Cultura informática y filosofía

 

Uno de los principales pilares del software libre es precisamente el concepto de libertad, ya que el usuario de software libre dispone de libertad en cuanto al estudio, el uso y la mejora de la herramienta.

 

Estas libertades involucran un concepto superior, totalmente prohibido en el software propietario, el concepto de compartir (compartir el software con el prójimo, copiarlo).

 

Así el alumno se enfrenta a un doble discurso, donde por un lado se le enseña que debe compartir sus cosas, evitar ser egoísta (compartir la manzana con su amigo) y por otro lado se le enseña que no debe compartir (no copiar el software), que si lo hace es un delito, es ilegal.

 

En otras palabras, se le enseña al alumno que los bienes materiales son compartibles, mientras que los bienes inmateriales (software) no se comparten. El software libre permite romper con este doble discurso y socializar lo inmaterial.

 

Es importante también atender al problema, cada vez más notorio, de la focalización de la informática en una determinada plataforma de software que condiciona una determinada plataforma de hardware. Cada vez más los alumnos creen que existe una única forma de hacer las cosas, una única herramienta de software.

 

Sea legal

 

Otro punto donde se debe hacer hincapié frente al alumno es en el acatamiento del orden legal y de las instituciones sociales. Desde el punto de vista del aula informatizada, tenemos la responsabilidad de educar en el respeto a las leyes.

 

Se está dando el problema que los centros educativos, no atienden los temas legales que respecta al uso de software propietario y, adicionalmente, obligan a los alumnos al uso de herramientas propietarias. En todos los casos (ni los centros educativos ni los alumnos) observan las condiciones de licenciamiento o el pago de regalías cuando corresponde.

 

El software libre es la opción indicada para que, no solo los institutos, sino también los alumnos estén cumpliendo con las leyes y utilizando licencias en regla.

 

Costos

 

Cualquier opción educativa que se tome utilizando software propietario involucrará el pago de licencias de una plataforma operativa y de herramientas de aplicación, que llevan el costo del software a valores semejantes al hardware requerido para utilizarlo.

 

Utilizando software libre, desde el punto de vista de costos, en términos de equipo de cómputos y de software, es posible reducirlos a la mitad. O sea se puede ver como que por el mismo costo es posible instalar el doble de equipos.

 

En caso que alguna aplicación no existiera con licencias de software libre, no es necesario alarmarse, los ahorros producidos pueden ser usados para desarrollar la aplicación faltante o para mejorar o adaptar las ya existentes.

 

Colaboración gratuita con políticas monopólicas

 

La utilización de software propietario en ámbitos educativos supone que se está entrenando al alumno en el uso de dichos software. Esto hará que el alumno se vuelva dependiente de la herramienta. En el futuro cuando ese alumno se desarrolle profesionalmente y deba optar por algún tipo de software, sin dudas dará preferencia a aquello que él conoce.

 

En otras palabras, si los centros de enseñanza solamente ofrecen conocimientos sobre software propietario están formando gratuitamente usuarios consumidores de este software propietario.

 

El software libre, es el único que permite, no solo ampliar los horizontes de decisión a la hora de elegir software, sino que también es el único que asegura que los conocimientos adquiridos puedan, en algunos casos, volver a retro alimentar el desarrollo del propio software y de la sociedad en su conjunto.

 

Conclusión preliminar

 

Convocamos a docentes y coordinadores de la enseñanza a intercambiar experiencias en este ámbito, a buscar métodos que sean aplicables con las herramientas que el software libre nos provee y a buscar las carencias de las mismas para solicitar a la comunidad la ayuda necesaria.

 

Estas carencias se han visto agudizadas en la enseñanza a pre-escolares y educación inicial (5 a 7 años) y en la enseñanza secundaria superior, donde se nota mayor falta de herramientas de software libre.

 

Pero solamente el software libre nos asegura más libertad para nuestros alumnos

 

Ver fuente de este artículo